AIRE COMPRIMIDO EN TALLERES DE PINTURA Y CARROCERÍA AUTOMOTRIZ

Así como los automóviles y camiones son parte de la mayoría de nuestra vida diaria, el aire comprimido es vital en las operaciones cotidianas de la industria posventa automotriz. Ya sea que se trate de un taller de carrocería pequeño que utiliza aire comprimido para pintar o de un taller automotriz que opera herramientas neumáticas para reparación, los compresores de aire juegan un papel importante. Al considerar cuál tipo de compresor de aire necesita su taller, es importante considerar cuidadosamente sus opciones. A continuación, se presentan algunas preguntas y reflexiones clave antes de realizar su inversión.

¿Tornillo rotativo o pistón?

Tradicionalmente, los propietarios de talleres automotrices y de carrocería han elegido los compresores de pistón debido a su menor costo inicial. Sin embargo, a medida que la tecnología de compresión evoluciona, muchos propietarios de talleres están descubriendo lo que las grandes instalaciones y los fabricantes industriales han sabido durante años: los muchos beneficios de usar la tecnología de tornillo rotativo. Los compresores de tornillo rotativo son más eficientes energéticamente, más silenciosos y proporcionan un suministro confiable de aire comprimido limpio y seco.

Además, los compresores de tornillo rotativo están diseñados para un funcionamiento continuo las 24 horas, los 7 días de la semana y ofrecen herramientas de diagnóstico superiores. Sullair ShopTek® es controlado por microprocesador, por lo que todos los parámetros esenciales del compresor, tales como indicadores de temperatura y mantenimiento, se muestran convenientemente en el controlador. Por lo general, los controladores de pistón solamente ofrecen medidores de temperatura.

¿En dónde desea poner el compresor?

Los compresores de pistón estándar de taller funcionan de manera ensordecedora, por lo que deben colocarse en una sala de compresores independiente. Además, el golpeteo de los compresores de pistón da lugar a una operación ruidosa, típicamente alrededor de 85 dBA o más, y vibraciones que pueden reverberar en talleres completos. Esto no solo es perjudicial para los trabajadores del taller, sino también para los clientes.

Por el contrario, los compresores de tornillo rotativo ocupan un espacio pequeño, funcionan de manera muy silenciosa y no tienen vibraciones. Los compresores ShopTek, por ejemplo, tienen un recinto a prueba de ruido que les permite operar a tan solo 66 dBA. Esto es equivalente a una copiadora o un zumbido moderado, lo que permite mantener una conversación normal cerca del compresor. Además, esto significa que el compresor se puede colocar directamente en el taller y ya no tendrá necesidad de una sala de compresores independiente.

¿Qué tamaño de compresor necesito?

El tamaño del compresor que necesita depende de la cantidad de compartimientos dentro del taller y de la cantidad de herramientas que se usan al mismo tiempo. Entonces, debe asegurarse de que su compresor pueda suministrar suficiente aire para manejar esa carga de trabajo. Por ejemplo, si su taller tiene diez compartimientos, por lo general es seguro asumir que tendrá cinco trabajadores que requieren aire comprimido en un momento dado, por lo que debería dimensionar los requisitos de las cinco herramientas. Las herramientas muestran cuántos cfm se requieren para cada una; por lo general, son alrededor de 10 cfm, pero varían según el fabricante.

Si espera que su negocio crezca en los próximos años, también tenga esto en cuenta al elegir su compresor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × dos =