AIRE COMPRIMIDO EN LA INDUSTRIA FORESTAL

En 2019, la casa promedio con estructura de madera recién construida tenía más de 2500 pies cuadrados. ¿Sabía que esto requiere más de 15.000 pies tablares para construirla? La importancia de la industria forestal respecto a cosas tales como papel, madera y paneles no puede subestimarse.

El aire comprimido también juega un papel vital en la industria forestal, una industria en la que todos confiamos.

Los compresores de aire de tornillo rotativo lubricados S-energy de Sullair son vitales en la industria forestal.

Un cliente de Sullair produce anualmente más de 90 millones de pies de madera, incluyendo entre 55.000 y 65.000 pies por cada turno de 10 horas. Este aserradero generalmente funciona con dos compresores de 50 hp y un compresor de 100 hp, ya que el aire se usa en casi todos los procesos.

Las aplicaciones en un aserradero, muchas de las cuales requieren aire comprimido, incluyen las siguientes:

1. Descortezado

Se necesita aire comprimido para el descortezado en la industria forestal

El descortezado, o la eliminación de la corteza de un tronco, es el primer paso del proceso. Se usa un detector de metales justo antes del descortezador para detectar incisiones de savia de los árboles. Los troncos son movidos por cilindros de aire que requieren aire comprimido, al igual que los brazos del descortezador para girar y pelar la corteza.

Se utilizan lanzadores de troncos entre el descortezador y la sierra maestra para voltear los troncos, los que también requieren normalmente alrededor de 900-110[sic.] psi de aire. Una sierra maestra corta los muñones en trozas abiertas o troncos sin terminar. También se requiere de aire comprimido para mantener la presión sobre la sierra.

2. Clasificación de la madera

Después del descortezado/corte con sierra maestra, una canteadora corta los bordes de los tablones. Todos los tablones ya cortados pasan a un patio de acumulación. Luego, se usa un mezclador para acercar los tablones al clasificador de madera. Cada pieza de madera se clasifica en varios grados según las características visuales que se sabe que afectan la resistencia y la rigidez de la madera, como el tamaño del nudo y la desviación de la fibra. Luego, se utilizan láseres para escanear la madera a fin de medir longitud, ancho y altura.

3. Vara para medir pies tablares

Se utiliza una regla de escala para madera a fin de determinar la cantidad de madera en términos de pies tablares en tablones individuales.

4. Secado y producto final

La madera se seca mediante un sistema completo de aire comprimido. ¿Sabía que la madera de pino generalmente se contrae ½” y la madera dura se corta 1/8″ más de lo necesario para que al secar alcance su tamaño real?

Con muchos clientes forestales que operan las 24 horas del día, deben confiar en un sistema de aire comprimido que sea eficiente y confiable. Los tiempos muertos simplemente no son una opción. Póngase en contacto con su distribuidor local de Sullair para obtener más información sobre cómo las soluciones de aire comprimido de Sullair sirven a la industria forestal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 5 =